Tener el cabello liso es ideal para dar una imagen pulcra y cuidada, pero el pelo rizado puede resultar muy atractivo. Si tienes el pelo liso y quieres darte un cambio de aires has acertado. Los rizos son muy femeninos y darán vida a tu rostro.

NECESITARÁS:

 

PREPARACIÓN:

El cabello debe estar recién lavado ya que si está algo grasiento los rizos no se fijan. Espérate a que se seque completamente, las altas temperaturas pueden causarle daños irreversibles si todavía está mojado.

 

PASOS:

  1. Empezaremos por tomar mechones de pelo, partiendo por la parte posterior de la cabeza. Para ello sujétate el pelo de arriba con unas pinzas para el pelo y retíralo a medida que vayas avanzando. Para que los rizos se mantengan pon un poco de laca en el mechón con el que estés trabajando.
  2. Enrolla el mechón en las tenacillas calientes y ciérralas unos segundos. Toca el pelo enrollado con cuidado para comprobar que no se esté calentando de más.
  3. Rízate el cabello mechón a mechón avanzando desde la coronilla hasta la frente. Si quieres un look más natural pasa los dedos con suavidad deshaciendo los tirabuzones. ¡No utilices peine, podría encrespar tu obra!
  4. Finalmente termina el peinado con la crema de rizos para darle brillo al cabello. Calienta una pequeña cantidad entre las palmas de las manos y extiéndela por todo el cabello desde la frente hacia atrás como si fueras a recogerte el pelo.

¡Así de fácil!