Para lucir unas pestañas de lujo no es necesario que vayas a una fiesta ni que recargues el párpado con sombras oscuras. Para el look que te proponemos solo necesitas una máscara de pestañas y un lápiz de ojos.

NECESITARÁS:

PREPARACIÓN:

Quítate todos los restos de maquillaje y espera a que tu piel y tus pestañas se sequen completamente. Dales más movimiento con un rizador de pestañas: mantenlo apretado durante unos segundos tan cerca de la base de las pestañas como puedas.

PASOS:

1. Repasa el contorno superior del ojo con el lápiz bronce o marrón. Comienza a partir del ángulo interno y desliza el lápiz hacia fuera. Ve aumentando la presión a medida que avances, de modo que la línea sea cada vez más gruesa. A continuación repasa el borde inferior del ojo.

2. Suaviza la línea de color bronce del borde superior del ojo con el pincel de punta redondeada, dando cortos movimientos hacia delante y hacia atrás. Haz lo mismo en el borde inferior del ojo con movimientos incluso más ligeros, para suavizar el tono del bronce.

 

3. Aplica la máscara en las pestañas superiores, desde la raíz hasta las puntas: hazlo girando la varilla para asegurarte de que la cobertura sea uniforme. Presta especial atención a las pestañas del ángulo externo: utiliza el extremo del aplicador para llegar a ellas y cepíllalas hacia fuera.

4. Pasa el aplicador con cuidado por las pestañas inferiores con el fin de alargarlas y darles un toque de color. Si lo crees necesario, añade un poco de volumen con una segunda capa de máscara de pestañas.

¡Y a lucir mirada!