¿En otoño se cae más el cabello?

Con la llegada del frío se produce de forma natural una mayor caída del cabello, el otoño es por tanto la época del año en la que el pelo se debilita de forma especial, cayéndose de una forma más abundante. En esta época del año, en otoño, se unen dos factores clave que hacen que este aumento en la caída del cabello se produzca en gran número de personas, uno de estos factores es que el pelo, durante el verano, sufre especialmente, piscina, playa, calor y exposición al sol, son factores que deterioran el cabello y en este estado, nuestro pelo se enfrenta a una época, el otoño, en la que el frío hace su presencia y por lo tanto un cambio brusco de temperatura con un cabello ya debilitado hace que el pelo caiga más de lo normal.

¡Consejos para evitar la caída del pelo!

Lavar el cabello con frecuencia. Un pelo limpio contribuye a mantener la salud y belleza del pelo. La frecuencia del lavado y la utilización de un champú adecuado para nuestro tipo de cabello es muy recomendable.

 

En los casos de pelo graso, también se recomiendan lavados frecuentes, para reducir el sebo de la superficie del cuero cabelludo. Es importante un pelo sin grasa, ya que el sebo contiene elevados niveles de hormonas masculinas, que podían reabsorberse dentro de la piel y afectar al folículo piloso.

 

Una alimentación mala o deficiente nos puede llevar a perder más de 100 pelos diarios. Es necesario seguir una dieta equilibrada basada en fruta, verdura, cereales integrales y pescado.

 

Los complementos nutricionales son muy útiles para el cabello. Normalmente contienen aquellos aminoácidos y vitaminas que actúan favoreciendo el crecimiento capilar.

 

 

En los casos de caspa y grasa, cuando el pelo se lava con frecuencia, es aconsejable alternar un champú de tratamiento con otro champú de uso frecuente. Con los dos champús hay que hacer 2 enjabonadas. A la segunda, hay que dejar la espuma de 2 a 3 minutos, sin friccionar. El peine debe ser de dientes anchos y separados. Deben evitarse los cepillos metálicos.

 

Una higiene capilar diaria reforzada con ampollas, que aportan los nutrientes necesarios para revitalizar el folículo piloso, te ayudará a frenar y repoblar el cabello perdido.

 

En caso de detectar una caída del cabello más acentuada de lo normal, se recomienda acudir a un especialista.