¡Nuestro cabello sufre en verano !

Es necesario un tratamiento que regenere al cabello después de haber sufrido agresiones tales como baños solares, agua salada o cloro de las piscinas, además de que lo mantenga protegido para futuros y repetidos contactos.

El pelo se divide en raíz y tallo. La raíz es la parte que se encuentra dentro del folículo piloso, donde se encuentran las células germinativas. El tallo es la parte “libre” que se extiende por encima del folículo y está formado por queratina dura que se origina a partir de las células del folículo piloso. Estas células se diferencian en tres partes, formando las tres capas de la fibra capilar que conocemos como médula, corteza y cutícula (de dentro a fuera). Las tres partes del cabello están formadas por fibro-proteínas de queratina, de más blanda a más dura desde el interior al exterior.

» LA QUERATINA
La queratina es una proteína, una cadena de aminoácidos. Diferentes cadenas de aminoácidos se disponen paralelas al eje longitudinal del cabello, formando fibras perfectamente cohesionadas, resistentes e insolubles. Estas cadenas se denominan queratina debido a que tienen forma helicoidal.

Los tipos de aminoácidos que forman la queratina varían de unos individuos a otros dependiendo de diversos factores: alimenticios, genéticos, y también del modo en que se cuida el cabello. El aminoácido mayoritario es la cistina, rico en átomos de azufre, que permite establecer fuertes enlaces entre diferentes cadenas de queratina, denominados puentes disulfuro o enlaces cistínicos. Otros amoniácidos también frecuentes son: serina, ácido glutámico, treonina, glicina, leucina, valina, arginina, ácido aspártico, alanina, prolina, lisina, isolecina, tirosina, triptófano, fenilalanina, histidina, metionina…

» EL AGUA
El contenido de agua en la composición del cabello es muy importante en relación a sus propiedades físicas y cosméticas. Debido a su estructura filamentosa, el cabello tiene una serie de propiedades básicas. En el esquema siguiente se muestra cómo influye el contenido en agua del cabello en cada una de sus propiedades.

 

» LOS LÍPIDOS
Tienen la función de nutrir y dar brillo al cabello, así como también lubricarlo formando una película que cubre su superficie o cutícula y evita la pérdida de humedad interna. Son la protección natural del cabello.

 

 

Pérdida de agua y de lípidos

El cabello tiende a sufrir hoy en día más de lo que sufrió en épocas pasadas debido a la creciente polución ambiental, además de unos rayos solares que nos llegan cada vez más intensos y dañinos. Estos problemas se agravan aún más con la llegada del verano, época en que el cabello se ve sometido a una serie de agresiones intensas:

BAÑOS SOLARES: las radiaciones UV penetran a través de la cutícula capilar y rompen los enlaces disulfuro que mantienen unidas las diferentes cadenas de queratina, que proporcionan resistencia al cabello. Por ello, se degradan las propiedades mecánicas del cabello, resultando en una pérdida de su resistencia. La cutícula del cabello se vuelve rugosa y frágil. La textura del cabello es menos lisa, aumenta su tendencia a enredarse y se dificulta el peinado. El cabello se vuelve más débil y quebradizo.

AGUA SALADA: la sal depositada sobre la fibra tiene un efecto adverso sobre ella, ya que provoca un desequilibrio de las cargas estáticas del cabello, además de resecarlo y deshidratarlo debido a que las sales tienen tendencia a captar el agua que encuentran disponible en el medio en que se encuentran.

CLORO DE LAS PISCINAS: Afecta a las cadenas de queratina, degradándolas en parte. Afecta a la capa lipídica del cabello disminuyendo su capacidad protectora de la fibra capilar. En el caso de los cabellos teñidos, el cloro puede llegar a oxidar los pigmentos, decolorando el cabello. En el caso de los cabello rubios, puede provocar una ligera coloración verdosa.

La rehidratación

Es necesario un tratamiento que regenere el cabello después de haber sufrido las agresiones anteriormente comentadas. Y que lo mantenga protegido y preparado para poder afrontar de una forma saludable futuros y repetidos “contactos” con los rayos solares, agua salada y cloro de piscinas.

Aunque estas situaciones de “agresión” al cabello se producen más en épocas de verano, hemos de tener en cuenta que es necesario mantener la protección durante todo el año:
» Los rayos UV nos llegan durante todo el año, aunque no seamos conscientes de ello.
» El cloro no se encuentra sólo en piscinas. El agua de red tiene una cierta cantidad de cloro.
» En muchos puntos nos encontramos con aguas de red muy duras, con elevado contenido en sales.
» En invierno disminuye la producción de sebo, con lo cual la capa lipídica sobre la fibra capilar es más fina, y ésta puede quedar más desprotegida frente a la deshidratación.

26
Jul
2012

¡Mechas californianas!

Las mechas californianas están más de moda que nunca no sólo por la luminosidad y atractivo que otorgan a las melenas, sean del color que sean, sino también por su comodidad, ya que al ser tan duraderas podrás estar mucho tiempo sin visitar la peluquería.   Las mechas californianas tienen que ser de una tonalidad un poco más clara que la base para así aportar esa luminosidad a la melena. Pero, la gran diferencia con las mechas más tradicionales es que no se aplican desde la raíz hasta las puntas sino que debe darse sobre todo y con mayor intensidad en la parte inferior del cabello. Es importante, que no se note en exceso el cambio de tono ya que el fin es que proporcionen un efecto degradado similar al que tomaría tu cabello si te pasarás todo el año bajo los rayos del sol.   ¿Cómo se aplican? Para que el efecto quede natural es imprescindible hacerlas bien.

Estos son los pasos a seguir para aplicar las mechas californianas

  • Se divide el cabello en mechones y se comienza a aplicar el tinte desde la parte inferior de la cabeza.
  • El tinte debe aplicarse con una brocha fina, aplicando menos producto en las raíces y más en las puntas para obtener el efecto degradado y conseguir mucho más luminosidad en las puntas.
  • Se debe repetir el proceso con cada mechón extendiendo con las manos el tinte para que el producto se reparta y haya mayor cantidad en las puntas.
  • Se espera el tiempo de reposo del producto (normalmente veinte o treinta minutos).
  • Después se aclara el cabello para eliminar los restos de tinte y se lava el pelo.
  • Para conseguir un resultado mucho más resplandeciente, puedes aplicarte un baño de brillo con el pelo húmedo para conseguir un plus de luminosidad en tu cabello.

Tres claves para un cabello teñido: evita la sequedad,lucha contra la perdida de brillo y mantener el mayor tiempo posible la intensidad del tono. Te recomendamos estos productos para el mantenimiento de tu pelo teñido:Pack duo Color Bonacure ,Loreal Expert Lumino contrast,Mascarilla Cabello con mechas lumino contrast de Loreal.

08
Jul
2012