Pestañas de lujo

Para lucir unas pestañas de lujo no es necesario que vayas a una fiesta ni que recargues el párpado con sombras oscuras. Para el look que te proponemos solo necesitas una máscara de pestañas y un lápiz de ojos.

NECESITARÁS:

PREPARACIÓN:

Quítate todos los restos de maquillaje y espera a que tu piel y tus pestañas se sequen completamente. Dales más movimiento con un rizador de pestañas: mantenlo apretado durante unos segundos tan cerca de la base de las pestañas como puedas.

PASOS:

1. Repasa el contorno superior del ojo con el lápiz bronce o marrón. Comienza a partir del ángulo interno y desliza el lápiz hacia fuera. Ve aumentando la presión a medida que avances, de modo que la línea sea cada vez más gruesa. A continuación repasa el borde inferior del ojo.

2. Suaviza la línea de color bronce del borde superior del ojo con el pincel de punta redondeada, dando cortos movimientos hacia delante y hacia atrás. Haz lo mismo en el borde inferior del ojo con movimientos incluso más ligeros, para suavizar el tono del bronce.

 

3. Aplica la máscara en las pestañas superiores, desde la raíz hasta las puntas: hazlo girando la varilla para asegurarte de que la cobertura sea uniforme. Presta especial atención a las pestañas del ángulo externo: utiliza el extremo del aplicador para llegar a ellas y cepíllalas hacia fuera.

4. Pasa el aplicador con cuidado por las pestañas inferiores con el fin de alargarlas y darles un toque de color. Si lo crees necesario, añade un poco de volumen con una segunda capa de máscara de pestañas.

¡Y a lucir mirada!

18
Ene
2012

De liso a rizado en 4 pasos

Tener el cabello liso es ideal para dar una imagen pulcra y cuidada, pero el pelo rizado puede resultar muy atractivo. Si tienes el pelo liso y quieres darte un cambio de aires has acertado. Los rizos son muy femeninos y darán vida a tu rostro.

NECESITARÁS:

 

PREPARACIÓN:

El cabello debe estar recién lavado ya que si está algo grasiento los rizos no se fijan. Espérate a que se seque completamente, las altas temperaturas pueden causarle daños irreversibles si todavía está mojado.

 

PASOS:

  1. Empezaremos por tomar mechones de pelo, partiendo por la parte posterior de la cabeza. Para ello sujétate el pelo de arriba con unas pinzas para el pelo y retíralo a medida que vayas avanzando. Para que los rizos se mantengan pon un poco de laca en el mechón con el que estés trabajando.
  2. Enrolla el mechón en las tenacillas calientes y ciérralas unos segundos. Toca el pelo enrollado con cuidado para comprobar que no se esté calentando de más.
  3. Rízate el cabello mechón a mechón avanzando desde la coronilla hasta la frente. Si quieres un look más natural pasa los dedos con suavidad deshaciendo los tirabuzones. ¡No utilices peine, podría encrespar tu obra!
  4. Finalmente termina el peinado con la crema de rizos para darle brillo al cabello. Calienta una pequeña cantidad entre las palmas de las manos y extiéndela por todo el cabello desde la frente hacia atrás como si fueras a recogerte el pelo.

¡Así de fácil!

 

08
Ene
2012

¿Qué tinte de pelo elegir?

Seguimos con los consejos para un nuevo cambio de look para este año nuevo. En la entrada anterior analizamos las cuestiones a tener en cuenta para elegir un color de pelo adecuado a nuestro tono de piel. En este post vamos a ver los distintos tipos de tintes y las características de cada uno:

  • Colores vegetales o semipermanentes: aguantan hasta 12 lavados. Pueden utilizarse para oscurecer el cabello o para conseguir un tono más cálido, pero no lo aclaran. Es una buena forma de saber si un color te queda bien antes de hacer un cambio permanente.
  • Colores demipermantentes: duran más que los semipermantentes, ya que penetran más profundo en la cutícula del cabello. Consiguen que parezca más fuerte y puede durar hasta 20 lavados.
  • Colores permanentes: duran hasta que el pelo crece o hasta que vuelves a teñirlo. Pueden utilizarse para aclarar u oscurecer tu tono de pelo. Debes saber que pierden color con el paso del tiempo y es necesario retocarse las raíces cada 6 u 8 semanas, ya que te habrá crecido el pelo.
  • Colores temporales: o baños de color, duran unos 4 lavados. Con ellos puedes experimentar con múltiples colores o aumentar la intensidad de tu color natural.
  • Máscaras de pelo: son parecidas a una máscara de pestañas, pero más grandes y resultan estupendas para aportar reflejos de color o retocar las raíces. Aplícala con el peine sobre el cabello seco y después lávate con champú. Existe un gran abanico de colores para esta opción, ya que es ideal para eventos y fiestas, donde puedes optar por colores brillantes y atrevidos.
  • Henna: es un tinte permanente que se vende en tonos rojizos y puedes fijar el color repitiendo las aplicaciones. Es ideal si quieres usar un tinte natural y poco dañino, pero ten cuidado: ¡las canas se vuelven naranja brillante!

 

Recuerda que lo más importante para que el color dure con el tinte elegido es tratarlo con acondicionadores y champús especializados, más suaves y químicamente tratados. También es aconsejable usar champús que refuercen el color. Todo ello lo puedes encontrar en nuestra sección de productos de peluquería.

 

¡Disfruta y cuida de tu cabello!

01
Ene
2012